Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Cocina’ Category

No, no es un trabalenguas. Es una rica receta que se la puedes hacer al “Papasito” en tu vida. Es fácil, versátil y muy económica. Estoy segura que tu Papi quedará no sólo satisfecho pero con más ganas de darte un besito. ¡ENJOY!

INGREDIENTES:

-1 papa grande de las que se usan para asar (cortada en cubos pequeños)

-3 huevos (si usas una cacerola de unas 7/8 pulgadas de diámetro)

-vegetales como petit pois, cebolla, zanahoria (o los que prefieras)

– Salchicha o jamón

-Aceite

– Sal y pimienta al gusto

 

En una cacerola (preferiblemente de teflón) agrega el aceite. Sofríe la salchicha o jamón. Añade los vegetales. En un recipiente añade los huevos; bátelos un poco con un tenedor y sazónalos con sal, pimienta, ajo en polvo etc. Vierte los huevos y tapa la cacerola.

Deja cocinar a fuego lento revisando que la parte de abajo de la tortilla esté doradita.

Here comes the tricky part! Tienes que voltearla. Con una espátula y con mucho cuidado comienza a separa la tortilla de los lados y de abajo. Cuando ya sientas que está despegada, toma un plato y colócalo sobre la cacerola. Dale vuelta y luego sólo deslízala nuevamente dentro de la cacerola para que se termine de cocinar del otro lado.

TIP: Yo uso cacerolas un poco pequeñas cuando hago esta tortilla ya que entre más grande la cacerola más difícil es darle vuelta. Usualmente hago dos a la vez y aprovecho de cambiar un poco los ingredientes (ej. una con proteína y otra medio vegetariana).

Puedes acompañar la tortilla con una ensalada o puede ser el acompañante de una carne, pollo o pescado.

Festejemos a papá como se lo merece con esta rica receta.

 

¡FELICIDADES PAPITOS, PAPASITOS y PAPASOTES!

Anuncios

Read Full Post »

“Careful what you wish for”   dice el dicho y qué razón que tiene.

Todo comenzó con una semilla, una semilla de marañón (en inglés conocido como Cashew Fruit o Cashew Apple y debo decir que una de mis frutas favoritas) que mi abuelita sembró hace  años en el jardín de nuestra casa en El Salvador. Con el tiempo, la semilla se convirtió en un frondoso árbol el cual nos regaló ricos y jugosos marañones.

Aquí en los USA jamás he visto un marañón, y eso que he recorrido decenas de supermercados  y mercados en diferentes ciudades.  Así que tuve que cometer un pequeño pecado. En una ocasión que visitaba a mi familia decidí traerme un par de semillas. Vencí el temor  que dichas semillas, cuales polizones,  fueran descubiertas por un agente del Departamento de Agricultura y terminaran en algún basurero (y yo terminara con una gran multa). Las “intrusas” pasaron desapercibidas y en pocos días ya estaban bajo tierra, iniciando la razón de su existencia, convertirse en un árbol.

Las semillas germinaron y las primeras hojas saludaron al sol. Con el paso del tiempo aquellas semillas ya eran árboles de considerable tamaño pero todavía muy jóvenes para dar fruto. Yo, esperaba pacientemente.

Transcurría el tiempo y mis marañones… nada. Como niña malcriada le di la queja a mi abuelita, a lo que ella me decía: “Háblele al palito, pídale que le regale frutos. La naturaleza es muy generosa si se le trata con respeto y cariño”.

Muchas veces, parada frente a ellos y mientras los abonaba, les platicaba como a dos viejos amigos. Y claro, de manera muy sutil, les recordaba lo fabuloso que sería que me regalaran su fruto.

Llegó el 2011 y en Marzo  ambos arbolitos se vistieron con flores, miles de ellas. Después de las flores llegaron los tan esperados marañones. No uno, ni cinco, ni veinte…muchísimos.

Desde hace un par de días que no paramos de comer marañones. Ya hice refresco, paletas, helados, los he hecho en miel, los he comido fríos, al tiempo y congelados.

Nuestra 1ra cosecha de Marañones!

Los arbolitos me escucharon y me concedieron mi pedido. Ahora la pregunta es ¿Qué hago con tantos marañones? Ni modo, los seguiré comiendo y disfrutando pero recordando “Ten cuidado con lo que pides”.

Read Full Post »

No, este post no tiene nada que ver con Dr. Seuss, más bien es otro rico platillo para disfrutar en este Viernes de Cuaresma (o cualquier otro día).

Huevitos con Cilantro: Es increíble como el cilantro les da un ¡Bamm! de sabor.

Súper ricos, un poco diferente y los puedes comer tanto en el desayuno como en la cena. A veces nosotros cenamos a lo “típico” con huevitos picados o rancheros, frijolitos fritos, queso, plátanos… lo que los gringos llaman Comfort Food (creo que se traduciría a Comida Casera).

Para hacerlos, sólo calienta aceite en la sartén, pica el cilantro bien finito y se lo agregas. No lo dejes cocinar mucho para que no se te “achicharre” y pierda el sabor. Luego, agrega los huevos.

Y para darle a los huevos un toque Italiano, también puedes hacerlos con Albahaca y un toque de queso Asiago/Parmesano.

¡A comer se ha dicho!

Y si quieres más recetas para los Viernes de Cuaresma, haz click en:

Ensalada de Pasta con Atún

Camarones y Pasta con Salsa Picante

Filete de Pescado con Tomatada

Ceviche de Camarón

Read Full Post »

Otro Viernes de Cuaresma, otra receta fácil, rica y súper rapidísima de hacer.

Ingredientes:

Pasta (para esta receta funcionan bien los espirales, los coditos y hasta las corbatitas)

Atún en lata (de preferencia con vegetales – usar 2 latas por cada taza de pasta)

Mayonesa.

Vegetales (en caso que prefieras usar el atún sin vegetales ) bien picaditos como apio, cebolla, tomate, lechuga, zanahoria, petite pois.

Sal al gusto.

Cocina la pasta según las instrucciones.

En un recipiente, pon el atún, los vegetales y la mayonesa. Mezcla todo y checa si está bien de sal. Una vez la pasta esté lista, pásala por agua fría. Añade la pasta (que no vaya a estar caliente) a los vegetales.

¡LISTA! A comer se ha dicho

Para más recetas para los Viernes de Cuaresma haz click en:

Camarones con Pasta en Salsa Picante

Arroz con Calamares en su Tinta

Ceviche de Camarones

Filete de Pescado con Tomatada

Read Full Post »

¡Hola todos! Siguiendo con platillos perfectos para los Viernes de Cuaresma, hoy les presento una receta que está de “Chuparse los Dedos”. Inspirada en una receta de Emeril Lagasse pero con un pequeño twist.

¡Espero la disfruten tanto como la disfruté yo!

Ingredientes (para aprox. 4-5 personas):

1 libra de pasta Pelo de Ángel

Aceite de Oliva

1 taza de cebolla picada

3 cucharadas de ajo bien picado

Semillas de chile picante (red pepper flakes) a tu gusto

2 cucharadas de pasta de tomate

1 ½  taza de salsa de tomate (no ketchup)

½ taza de vino blanco

1 ½ libras de camarones pelados y bien limpios (si gustas, puedes poner menos camarones y añadir almejas)

3 cucharadas de perejil bien picado

Queso parmesano/romano

Sal al gusto

En una cacerola (usa una de tamaño grande), calienta el aceite y cocina la cebolla, el ajo y añade las pepper flakes. Una vez listo, añade la salsa y pasta de tomate y el vino. Deja que esta salsa reduzca un poco, checa que esté ok de sal  y finalmente añade los camarones (no los cocines por más de 2-3 minutos)

Sigue las instrucciones para el Pelo de Ángel (ten cuidado, se cocina súper rápido), una vez listo (al dente) escurre el agua y añade la pasta en la cacerola con la salsa. Asegúrate que toda la pasta quede bien cubierta de salsa. Añade el perejil bien picadito.

Sirve y añade el queso.

Para más recetas perfectas para Viernes de Cuaresma o “whenever”, haz click en:

Arroz con Calamares en su Tinta

Tacos de Pescado

Pescado con Tomatada

Ceviche de Camarón

 

Read Full Post »

Como muchos de nosotros seguimos la tradición de la Cuaresma de no comer carne, se me ocurrió que podía publicar una receta (ay si, yo toda una  Julia Childs wannabe) todos los viernes, para así conmemorar dicha festividad.

Así que aquí les va mi receta (bueno, de mi mami) de Arroz con Calamares en su Tinta. Rica, económica, fácil de hacer. ¡Disfrútenla!

INGREDIENTES:

Arroz

Lata de calamares en su tinta (de preferencia, usar 2 latas x taza de arroz)

1 cubito/sobre de sazonador de camarón o pescado

Tomate, chile verde, cebolla y ajo bien picaditos

Separa los calamares de su tinta (usualmente es una combinación de tinta y aceite). Coloca la tinta en una sartén; cuando esté caliente, añade el tomate, chile, cebolla y ajo. Fríe por unos minutos y luego añade el arroz y los calamares.Si quieres, a esta receta también le puedes añadir almejas (clams).

Disuelve el cubito/sazonador en agua y añádesela al arroz (1 taza de arroz = 2 tazas de agua). Cuando comience a hervir, reduce la temperatura, cubre la sartén y deja cocinar por unos 20 -25 minutos hasta que el arroz quede sueltecito. Checa si necesita un poco de sal.

Si quieres, pica un poco de perejil y rocíalo sobre el plato servido. ¡Buen Provecho!

Otras recetas perfectas para los viernes de Cuaresma:

Filete de Pescado con Tomatada

Tacos de Pescado

Ceviche de Camarones

Read Full Post »

Lo he escrito antes y lo recalco, gracias a los medios sociales he tenido la dicha de conocer a gente muy especial, con la que he sentido una conexión,  ya sea por compartir los mismos gustos, cultura, origen etc.

Mi “cyberamigo” Angel (@cheleguanaco – Salvadoreño que reside en Los Ángeles) recientemente regresó de un viaje a El Salvador.  Sentado en el avión, filmó este video y lo compartió con sus amigos “guanacos” quienes vivimos en los USA.

Ansiosa, le di click al link y frente a mis ojos apareció una imagen demasiado conocida para mí. ¡Cuántas veces he estado sentada en un avión esperando que éste despegue para traerme nuevamente a casa! Han sido muchas; pero cada vez he sentido lo mismo, una inmensa tristeza por dejar a mi familia, mis amigos de infancia, mi lindo país. Cuando el avión alza vuelo siento que mi corazón palpita más rápido; como queriendo decirle a mi pais: “Hasta Pronto“. Miro por la ventana y al ver el lindo color verde y el azul del mar, soy yo quien dice: “Hasta Siempre“.

Me invadió una inmensa nostalgia y me solté a llorar.

He vivido muchos  y muy felices  años en los Estados Unidos pero mi corazón ha sido siempre fiel a El Salvador. Hay lazos tan fuertes que ni el tiempo ni la distancia pueden romper.

Pero la vida sigue ¿no?

Los recuerdos y costumbres de mi país son mi gran tesoro. Y para celebrar tantos recuerdos y costumbres ¡qué mejor que hacerlo con comida! Tomé mi cartera y salí corriendo para el supermercado. Decidí sorprender a mi familia con unos ricos Panes con Pavo 100% receta Salvadoreña. Pasé todo el día cocinando… recordando los olores y sabores  con los que crecí. Por horas viví entre dos bellos mundos ¡cocinando en mi casita gringa un rico platillo de mi lindo El Salvador!

Read Full Post »

Older Posts »