Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Diversion’ Category

Llegaba el fin del 2011 y como nos pasa a muchos, comencé a reflexionar y a recordar lo que el año me había regalado.

De pronto recibo una llamada; una invitación para celebrarles el fin de año a los hijitos de los colonos de la finca propiedad de unos parientes.

Resulta que, desde ya hace muchos años, esta familia reúne a los niños de la finca y les “da su navidad”. ¡ Y claro, ante tan lindo gesto no podía decir que no!

Y no podía decir que no por varias razones. Primero, desde que me regrese a vivir a El Salvador me he propuesto a participar más y ayudar a quienes lo necesiten. Segundo, porque era una excelente oportunidad para que mi hijo viera de cerca la situación en la que viven mucho de nuestros niños salvadoreños. Y tercero, porque he recibido tanto que era mi oportunidad para dar.

La familia anfitriona lo tenía ya todo listo: Piñatas, pasteles, refrescos, el payaso y claro… los tan esperados regalos. No quería llegar con las manos vacías así que salí corriendo al supermercado y compré no sé cuantos paquetes de galletas.

Llegamos a la finca. Los niños, vestiditos para la ocasión esperaban con ansias. Poco a poco fueron entrando de mano de sus mamis o abuelitas; y de manera muy ordenada  esperaban pacientemente que diera inicio la celebración.

Y los invitados comenzaron a llegar

Chicos y grandes esperaban pacientemente

¡Y la fiesta comenzó! El payaso “Chocolate” se encargó de dirigir alegremente el evento. Grandes y chicos reían a carcajadas con todas sus ocurrencias. Los hizo bailar, jugar, y al son de “que le pegue” reventaron las piñatas. Sobre ellos caían los dulces y el confeti, su felicidad era simplemente contagiosa.

"Mr. Chocolate" animando la fiesta

"Que le pegue, que le pegue" Los niños ya querían los dulces!

Dulces para una dulce niña

¡REGALOS!

Y llegó el rico pastel

Fue una tarde llena de golosinas, música, diversión y regalos. Fue una tarde en que una familia se unió para darle un poco de felicidad a un grupo de niños que se merecen eso y más. Fue un verdadero honor el haber podido participar, ayudar y presenciar tantas dulces sonrisas en los rostros de estos bellos niñitos.

Gracias a la familia anfitriona y a todos los niños por una tarde maravillosa

Anuncios

Read Full Post »

No, no me refiero al personaje que Thalía encarnó hace muchos años en su famosa novela. Me refiero a mi nueva amiga; una tortuguita a quien tuve el inmenso privilegio de liberar.

Hace poco me enteré (a través de Facebook – por eso amo tanto los Medios Sociales) de una actividad organizada por una compañía de turismo y Funzel(Fundación Zoológica de El Salvador) que consiste en educar sobre el peligro en el que se encuentran las tortugas marinas a nivel nacional y mundial.

Escuchando la charla sobre las tortugas marinas

Aprendimos que en el mundo existen 7 especies de tortugas y que 4 visitan las costas de nuestro país. Chicos y grandes comprendimos la importancia de cuidar y proteger ésta y todas las especies marinas además de entender lo frágil de nuestro ecosistema y la inmensa necesidad que hay de involucrarse y “hacer algo” para ayudar.

Después de tan interesante charla, todos nos dirigimos a la playa. Ahí, frente al inmenso mar cada uno de nosotros recibió una tortuguita. La emoción de chicos y grandes era contagiosa. Estas tortuguitas que nosotros estábamos por liberar estaban a punto de iniciar el viaje de sus vidas; un viaje lleno de obstáculos y peligros.

Les presento a MARIMAR!

De un balde, y con toda delicadeza,  tomé mi tortuguita. Era bella, chiquitita y con unas grandes ganas de nadar hacia las profundidades.

Bella mi amiguita MARIMAR!

“Adiós Marimar, que tengas buen viaje y muy buena suerte” – le dije mientas ella corría rápidamente hacia las tibias aguas del que sería su nuevo hogar.

¡Qué cute!

"Buen viaje Marimar"

Admito que me dio un poco de nostalgia liberar una tortuguita sabiendo todos los peligros a los que se tendría que afrontar.  Pero hay cosas que están fuera de nuestras manos. Lo importante es que contribuimos a un lindo proyecto y que cada día viviremos teniendo presente el inmenso compromiso que tenemos para con nuestras tortugas, nuestros océanos… ¡nuestro planeta!

El nuevo hogar de Marimar y de más de 100 tortuguitas que liberamos ese día

Read Full Post »

Estos últimos meses han sido muy movidos para toda mi familia: país nuevo, casa nueva, nuevas costumbres… y para mi hijo, no sólo lo anterior pero escuela nueva y el reto de aprender dos nuevos idiomas.

Sí, mi “pobre” hijo se encontró con la sorpresa que no sólo tendría que aprender bien el español pero ¡francés! Para uno de padre de familia es fabuloso saber que sus hijos tengan la posibilidad de dominar 3 idiomas; pero créanme que esto ha sido todo un reto a nivel familiar.

Tanto mi esposo como yo somos fieles creyentes que para que los niños “excell” en la escuela  hay que estar 100% involucrado con sus tareas y obligaciones escolares.

Durante los primeros días de escuela, mi pobre hijo parecía como “cabrita en misa”, totalmente despistado.

“Mom, this school is too hard. I don’t know if I’ll be able to make it” – me dijo.

A lo que yo le contesté – “No te preocupes hijo, nosotros te vamos a ayudar”

Nos sentamos a platicar con el niño y le preguntamos cuál era su mayor preocupación, cuál materia le era más difícil.

FRENCH” – nos respondió sin titubear.

¡Ooh la la! Ni mi esposo ni yo lo hablamos, ¿qué hacer entonces?

Ni modo, a buscar una academia, escuela o algún tutor que nos enseñara a los 3.

Así fue como terminamos inscribiéndonos en la Academia Europea y pasamos de papás a estudiantes.

Muchas veces, uno de padre, tiene que hacer cosas que a lo mejor no estaban en los planes, pero con tal de echarle la mano a nuestro hijo nosotros estamos dispuestos a lo que sea. Unidos, todo es posible.

Así, en unos pocos meses mi hijo se sentirá mucho más seguro. Cuando le pregunten: Parlez vous franҫais? él contestará: “Oui, un peu!  Mi esposo estará preparándome un delicioso Chateaubriand y yo cantando a todo pulmón las canciones de Carla Bruni!

La familia completa dándole duro al francés!

Read Full Post »

Había una vez una chica llamada Tracy (@Latinaish). Esposa y madre de dos lindos chicos. Trabajaba como escritora freelancer; tenía su blog, una cuenta en Twitter… en fin, le gustaba y disfrutaba mucho el Social Media.

A miles de kilómetros de distancia vivía Claudia (yo). Esposa y madre de un niño. Trabajaba como Community Manager para una importante compañía. Como parte de su trabajo, Claudia entablaba comunicación con  blogueras y twiteras.  Así fue como poco a poco se sumergió en el mundo de Social Media.

Por cosas del destino, un día Claudia encontró un post que le llamó mucho la atención. El post había sido escrito por una chica americana (Tracy) casada con un salvadoreño. El post, escrito en inglés (y Spanglish) relataba, de manera divertida y creativa las diferencias culturales entre una gringa y un guanaco.

Atraída por la curiosidad (y el hecho que Claudia también era guanaca) y con el afán de saber más de esta chica, Claudia decidió seguirla en Twitter y subscribirse a su blog.

¡Y lo demás es historia!

Ya hace como un año que Tracy y yo iniciamos una bonita  amistad; una amistad que ha trascendido mucho más allá de un blog, e-mail, Facebook o Twitter. Hemos compartido recetas, chistes, fotos, experiencias personales y mucho más.

Hace unos días visitamos la bella ciudad de  Washington DC (hogar de Tracy) así que decidimos conocernos en persona. Fue una reunión muy emotiva.  Nuestra comunicación había sido netamente virtual pero el abrazo que nos dimos fue muy real. Nuestros esposos e hijos también tuvieron la oportunidad de conocerse,  y a pesar de una gran tormenta y una interminable caminata alrededor de Dupont Circle en búsqueda de algún buen restaurante, todos pasamos unas horas maravillosas.

Gracias al Social Media he tenido la dicha de conocer a personas maravillosas; personas que viven a miles de kilómetros de distancia pero que están “a click away”. Cuando usas el Social Media como se debe; con respeto, honestidad y profesionalismo los resultados son extraordinarios. Entre sus muchas bondades está  la oportunidad de conocer  gente con tus mismos intereses. Es una comunidad donde todos pueden compartir y como en mi caso, hacer amistades que estoy segura durarán  toda una vida.

Familia López y Familia Del Cid

Read Full Post »

Tengo la inmensa suerte de ser una persona bilingüe. Ya quisiera yo hablar 3, 4 o hasta 5 idiomas (ok, retomaré mis clases de Francés muy pronto). He descubierto que al aprender un nuevo idioma, aprendes sobre las culturas de los países… para mi, algo fascinante.

Como mamá latina en los USA, he tratado de inculcarle a mi hijo el amor hacia lo latino. El nació aquí y sé que se siente “gringuito”. Nunca trataré de arrancarle ese sentimiento pero “deep inside” él sabe que por sus venas, corre la sangre latina.

Por segundo año consecutivo, mi hijo ha pertenecido al “Spanish Club” de su escuela. Y por segundo año ha participado en las competencias de español. El camino no es fácil; todos los días me sentaba con él a practicar para que se sintiera seguro al llegar el “gran día”.

¡Pues el gran día llegó! Todos los chicos y chicas del Spanish Club estaban listos y entusiasmados por competir y ganar. Hubo categorías como: Poema/Declamación y Mejor Poster con Motivo Latino. Además, los grupos fueron divididos por grado y por “Native vs Non-Native speakers”.

Estudiantes de VSY Spanish Club esperando al equipo contrario

Jueces explicando las reglas

Los nervios estaban a flor de piel pero tanto empeño y dedicación dieron frutos. Cada uno de los niños ganó una medalla; ¡y con qué felicidad la lucían! Su interés por aprender el idioma español les hizo merecedores de un premio que sé apreciarán por siempre.

¡Ganadores!

Mostrando sus medallas.. qué orgullo!

Me encantaría pensar que cada uno de estos pequeñines continuará aprendiendo español (o cualquier otro idioma) y muy importante… que las escuelas sigan ofreciendo este tipo de clases. Lo que los niños aprenden al saber un segundo idioma, no tiene precio.

Qué Viva el Spanish Club de la Escuela Virginia Shuman Young!

No deben faltar las felicitaciones para la persona quien guió a los peques por este camino. Un millón de gracias a Mrs. Claudia Sinta por poner todo su corazón (y paciencia) en el Spanish Club.

Read Full Post »

¿A quién no le enternece ver animalitos bebés, más si estos son orangutanes y elefantitos?

Bueno, Born to Be Wild es un bello documental (por Warner Bros./IMAX) inspirado en una historia de amor, dedicación y la bella conexión entre los humanos y animales. Morgan Freeman narra, de manera paralela, la historia de Daphne Sheldrick y Dr. Birute Galdikas. Dos extraordinarias mujeres que han entregado sus vidas al rescate y cuido de estos animales.

En Kenia, Daphne lucha por proteger a los elefantes y en Borneo, Birute protege a los orangutanes.

Born to Be Wild fue filmada en 3D, así que las imágenes, tanto de los animales como de los paisajes son verdaderamente espectaculares. Esta película nos muestra la ternura y el respeto con la que estas personas rescatan, rehabilitan y cuidan de estos animalitos. Pero también nos enseña el amor por la libertad, ya que una vez el animalito se puede valer por sí mismo, es dejado en libertad.

Aquí les dejo el trailer:

Se las recomiendo, Born to Be Wild es perfecta para toda la familia. Y como yo amo a los orangutanes… hasta me traje uno a casa!

Nota: no he recibido ninguna compensación de parte de Warner Bros./IMAX. Este post es basado en mi opinión personal.

Este es "Miko". En lugar de comprarme una soda o popcorn, mi esposo me compró un orangután!

Read Full Post »

¡Hola todos! Siguiendo con platillos perfectos para los Viernes de Cuaresma, hoy les presento una receta que está de “Chuparse los Dedos”. Inspirada en una receta de Emeril Lagasse pero con un pequeño twist.

¡Espero la disfruten tanto como la disfruté yo!

Ingredientes (para aprox. 4-5 personas):

1 libra de pasta Pelo de Ángel

Aceite de Oliva

1 taza de cebolla picada

3 cucharadas de ajo bien picado

Semillas de chile picante (red pepper flakes) a tu gusto

2 cucharadas de pasta de tomate

1 ½  taza de salsa de tomate (no ketchup)

½ taza de vino blanco

1 ½ libras de camarones pelados y bien limpios (si gustas, puedes poner menos camarones y añadir almejas)

3 cucharadas de perejil bien picado

Queso parmesano/romano

Sal al gusto

En una cacerola (usa una de tamaño grande), calienta el aceite y cocina la cebolla, el ajo y añade las pepper flakes. Una vez listo, añade la salsa y pasta de tomate y el vino. Deja que esta salsa reduzca un poco, checa que esté ok de sal  y finalmente añade los camarones (no los cocines por más de 2-3 minutos)

Sigue las instrucciones para el Pelo de Ángel (ten cuidado, se cocina súper rápido), una vez listo (al dente) escurre el agua y añade la pasta en la cacerola con la salsa. Asegúrate que toda la pasta quede bien cubierta de salsa. Añade el perejil bien picadito.

Sirve y añade el queso.

Para más recetas perfectas para Viernes de Cuaresma o “whenever”, haz click en:

Arroz con Calamares en su Tinta

Tacos de Pescado

Pescado con Tomatada

Ceviche de Camarón

 

Read Full Post »

Older Posts »